A Rita Levi-Montalcini, in memoriam

Solo por llegar a su novena edición, este festival alcanza tierra firme. Aunque ya disponía de antecedentes bien documentados, Ellas Crean nació en 2005 para, en breve -gracias a sus programaciones-, ganar la altura de los gigantes del aire. Hoy, de hecho, esta cita oficia de algo más que de embajadora de la cultura hecha por mujeres; oficia del arte de vivir sin cercados, con identidad plena, con independencia. Confirma una poderosa transformación en marcha, la negación de una moda, la definitiva certeza de poder convertir en realidad la equidad de género.

A Rita Levi-Montalcini le habría gustado Ellas Crean. Ella, que tituló uno de sus ensayos “Elogio de la imperfección”, sabía que solo siendo consciente de los defectos propios se abre un camino cierto a la mejora, a la superación. Y se refería Rita a la experiencia que le proporcionó su privilegiada facultad creadora, la que equilibraba la altura de sus logros científicos con la de los humanos. Hablaba siempre la investigadora de los principios éticos que deben regir el comportamiento, de la terca convicción por buscar una vida mejor, de la posibilidad de crear fuerza de la debilidad, belleza de lo insulso. Y, con todo ello, también del sustento de los sueños, del compromiso con la libertad y, en definitivas cuentas, con la vida.

Como para contradecir este último detalle, el día 30 del pasado mes de diciembre se nos iba de este mundo la científica, la estudiosa del comportamiento humano. Rita Levi-Montalcini, una mujer que supo hacer de su reto profesional una labor de lucha permanente por la formación de su cultura, por los descubrimientos de nuevas formas de existencia y por la afirmación de su original perspectiva para mejorar su entorno, hacer viable cualquier iniciativa que acometiese y darle, finalmente, feliz término.

Inventariar ahora sus logros, rebuscar en las hemerotecas las noticias que generó la concesión del Nobel de Medicina  por el descubrimiento del factor de crecimiento neuronal, es casi como mostrar una instantánea histórica enfrentada a  nuestra realidad cotidiana. Esta última, repleta de sorpresas, es la que alberga la presente edición de este festival, que, tras nueve años de andadura, vuelve a localizar el pulso de sus contenidos no solo gracias a la creación de tan sobresaliente personaje, sino también a la de un colectivo de creadoras que proponen una visita guiada a través de los mundos de la música, el teatro, la literatura, el cine y las artes visuales.

Es, por ejemplo, un enorme placer recuperar en punto álgido de creatividad a dos intérpretes esenciales del jazz y de la copla: la tonadillera Martirio y el pianista Chano Domínguez, que ahora celebran el aniversario de aquel primer idilio vivido entre la copla y el jazz. A esta reunión que celebra sus primeros encuentros, solo se nos ocurre que será bueno acudir con el espíritu vestido de fiesta. Y no menos sustanciosa es la presentación que hará en el Auditorio 400 del Museo Nacional Reina Sofía la revelación pianística del momento, Yuja Wang, dando horma a los poderosos mundos sonoros de compositores como Ravel, Debussy, Scriabin y Rachmaninoff, entre otros.

El eco dúctil e inspirado de la cantaora María Toledo también encuentra espacio en el programa, a través de la original reinterpretación de algunas piezas capitales del vasto catálogo de la canción francesa, y la pianista Terezie Fialova departe acerca de su oficio interpretativo en la Escuela Superior de Canto. Pero, atención, que, entre tanta propuesta sólida, asentada –y cabe añadir en este apartado el encuentro con el público que Pilar Jurado mantiene en el Instituto Cervantes-, algo de aventura también es posible. El pop, la canción de autor, el rock y otros géneros afines, todos procedentes de la música popular, llegan hasta Ellas Crean de la mano de La Noche en Vivo que programa un variado menú artístico en las salas de música en directo. Y no son los únicos ejemplos de exploración sonora que incluye la programación; Eva Cortés presenta su disco más reciente, cinco compositoras de música contemporánea ven estrenadas sus obras en interpretación del Ensemble Espai Sonor, y Silvia Pérez Cruz acomete en el Auditorio Nacional de Música una composición de Feliú Gassull junto a la Orquesta Nacional de España, en oferta que, por contrastar, completa Ute Lemper regresando a ese refugio natural que, para ella, es la obra de Kurt Weill.

Sin embargo, si de arriesgar se trata, nada mejor que sea la libreimprovisación musical la que tome la escena. Extendida en los cinco continentes y a lo largo de los siglos, la práctica de la música improvisada no se deja conceptualizar fácilmente. Su terreno es demasiado amplio y plural como para levantar toda clase de sospechas. Ana Vega Toscano y Marisa Manchado, compositoras, pianistas ambas, emborronan los límites entre la interpretación, la composición y la improvisación, estrenando un trabajo conjunto, resuelto a cuatro manos en el piano, en la Escuela Superior de Canto. Música flexible, en permanente desafío, de la que permite asomarse al abismo de la improvisación libre para confirmar que lo efímero no es, necesariamente, contrario a lo memorable, a lo singular.

Singular, por muchas razones, es también el apartado teatral. Los casos del Centre D’Arts Esceniques de Terrassa -por vez primera en Ellas Crean- estrenando “After play”, “Aventura!” y “Pontiac”, y el del auditorio del Institut Français, programando “Maldito Karma”, desde luego lo son. Siguen estando donde estaban cuando iniciaron su labor en el teatro de siempre, aunque su éxito intelectual siga desprendiendo futuro. Y no cabe sino recibir con grandes fastos una iniciativa cada día más en auge como la de Microteatro por Dinero, cuya programación se adhiere igualmente al cartel de Ellas Crean, y la de Teatro Yeses, con la que, además, aunamos la fuerza amiga de la Comunidad Autónoma de Madrid.

Y, naturalmente, que este festival no habría sido el vistoso escaparate cultural que es sin su permanente apuesta por la literatura. Monika Zgustová, Marifé Santiago, Ida Fink, Lucette Valensi, Pénélope Bagieu, Almudena Guzmán, María Rosal, Verónica Aranda y Ana Gorría, representan otras tantas arrobas de igualdad y de ensueño que ahora asoman a la plataforma de este encuentro. La poesía, que primero explicaba el mundo, en estos momentos lo testimonia también. Se ha perdido en evidencias lo que se ha ganado en perfección, hallazgo, acierto, gracia. Y los lectores, sobre todo, son los beneficiarios. Todos tienen la oportunidad de disfrutar con diversos encuentros en los que se hablará del despertar de la escritura femenina, de María Zambrano y de musulmanes en Europa, se dramatizarán textos, se presentarán en sociedad algunas de las novedades más destacadas del panorama editorial y cuatro poetas ofrecerán la delicada amorología de su lenguaje, desnudo de artificios.

Jamás hemos dejado de atender el cine en este espacio. Y, como para demostrarlo, recapitulamos y, además de convocar al Instituto Cervantes, que programa un ciclo de realizadoras cinematográficas españolas, volvemos a contar con la programación de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, que prevé realizar un homenaje a Isabel Coixet y un debate en torno a las mujeres que se dedican al montaje de películas en nuestro país. Y esa relación umbilical entre las artes visuales y plásticas y Ellas Crean, la misma que durante nueve años ha nutrido a este festival con la sustancia preciosa de la actualidad, tiene su manifestación externa en el extraordinario entendimiento producido con las principales instituciones culturales de nuestro país como la Biblioteca Nacional, el Museo del Prado, la Fundación Lázaro Galdiano, el Centro Nacional de Difusión de la Música o la Orquesta Nacional de España, además del Centro Cultural de China en Madrid, Casa Sefarad, l’Institut Français, la Alliance Française, el Centro Checo, Roca Madrid Gallery, Tres en Suma y Microteatro por Dinero. Un compendio de actividades que, como pueden comprobar en el programa, dan un panorama muy consensuado acerca de los diferentes criterios con los que las mujeres abordan la creación artística en nuestros días.

Queda mencionar, finalmente, que, tanto las citadas representaciones teatrales en Terrassa, como la programación del Festival International de Films de Femmes de la localidad francesa de Creteil, que este año alcanza la trigésimo quinta edición de su desarrollo, vuelven a ampliar geografías en Ellas Crean sumando esfuerzos. E idéntico juicio merecen las jornadas de debate que, acerca de las mujeres creadoras, organiza la Fundación Autor-SGAE en colaboración con la Universidad Complutense y CIMA.

Si se contempla todo ello junto, si uno se involucra en el programa, viviéndolo por dentro, lo que se tiene es una hermosa instantánea de modernidad aventurera entre nosotros. Y, por supuesto, una exhibición de franqueza artística que elimina la diferencia entre el deleite epidérmico y el del corazón. En eso, y en la consecución de un mundo mejor, estuvo siempre Rita Levi-Montalcini. Nada más justo que dedicarle esta edición. Y también nuestros mejores recuerdos, los de quienes tuvimos el privilegio de disfrutar con algunos de sus ensayos y, tal vez, aprender a vivir.

CONCHA HERNÁNDEZ – LUIS MARTÍN
Directores de Ellas Crean

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s